Viernes reflexionero: ¿La navidad es demasiado materialista?

07:00

El tema de este viernes es bastante controversial. Hemos transformado la navidad en regalos, creo que los adultos debemos hacer algo mas que comprar regalos para nuestros amigos y familiares, incluso a algunos les parece frustrante cuando tienen que comprarle algo a su compañero de trabajo por aquello del intercambio de regalos, entonces ¿por qué hacerlo?


Estoy en un grupo de mamás de mi ciudad, y alguien preguntó ahí sobre este tema de la navidad y los niños, hubo muchas respuestas muy variadas con las tradiciones de cada quién, pero hubo coincidencias: la caridad. Muchas mamás tienen como tradición donar algo a la caridad e involucrar al niño, yo creo que no entienden mucho lo que sucede, saben que regalan algo y que alguien es feliz pero aún no lo comprenden del todo, ¿o ustedes entendían algo de esto cuando eran niñas? Yo no, incluso me parecía absurdo pues había personas que mes con mes donaban cosas, ¿entonces por qué la demás gente esperaba hasta navidad, por qué no lo hacerlo todo el año? ¿O en un mes en cual no esperan juguetes? ¿No sería mucho mas bonito? Con esto también materializamos la navidad porque ¿cómo un niño va a pasar navidad sin regalos?

Los niños son muy inteligentes, y podrían interpretar nuestras acciones de la manera equivocada, requerimos de mucha paciencia para explicarles en el momento preciso lo que pasa y el por qué.

Cuando yo era pequeña, sabía que en la noche del 24 de diciembre cenaríamos ese pollo delicioso que mi mamá solo prepara ese día, (entre otros platillos), que habría mucho refresco y muchas tostadas, mi mamá pondría ese mantel tinto con aplicaciones en dorado, veríamos películas, jugaríamos mi hermana y yo en la computadora y seríamos extremadamente felices, a veces salíamos a visitar a algunos familiares pero pronto volvíamos a casa para ir a dormir, sino Santa no nos dejaría regalos, y a la mañana siguiente, el 25, mi hermana y yo nos levantámos híper temprano a abrir regalos, era la cosa mas maravillosa, desayunábamos en la sala mientras estrenábamos nuestros juguetes, y a veces mis padres también se sentaban a jugar o a ver muy detenidamente el juguete para luego decir "Oye qué bonito/chido/genial está" Era en serio algo maravilloso.

Hoy quiero que mis hijas disfruten de una deliciosa cena de noche buena, que convivan con familiares y se diviertan y vean que todos nos la pasamos muy bien para la mañana siguiente abrir regalos y desayunar el recalentado, aún son muy pequeñas para entender el por qué, pero al menos sabrán que estas fechas son para estar felices, tan felices que nos hacemos regalos mutuamente.


También podría gustarte

0 comentarios

Archivo del Blog