¿Qué hacer cuando odias tu clóset?

11:34


Todas tenemos al menos una prenda que odiamos o no nos gusta demasiado y siempre es la que usamos el día de lavar la ropa (porque no hay nada mas limpio). Pero a veces no es solo una prenda sino que varias de todo tu clóset... o todas. Nunca te sientes muy fashion o muy cool, ni siquiera sientes que sea tu estilo o que tengas uno. Aún así eres una persona que vive con un presupuesto y no puede llevar al tope la tarjeta de crédito para cambiar toda la ropa así que piensas que la resignación es lo único que te queda. Pero no es así, ¿Qué hacer cuando odias tu clóset?

1. Desecha. Dedica tiempo a extender la ropa y ver lo que realmente puede servirte y lo que no, procura desechar la ropa muy vieja y rota. La ropa que creas que no pueda servirte pero que aún esté en buenas condiciones déjala aparte y dedícate primero a tirar todo lo que ya no sirve.

2. Selecciona. Toda la ropa que dejaste en el montón de "no quiero pero está en buenas condiciones" úsala y observarte en todos los ángulos frente al espejo y pregúntate si es realmente mala, si te convence de quedarse alguna prenda adelante sino déjala en otro montón.

3. Reutiliza. La ropa que dejaste en el último montón dale un nuevo vistazo a ver si puedes ponerle algunos estoperoles, cortarle los brazos o las piernas, hacerle un escote mas bonito, saca tu creativo y mounstro del DIY que llevas dentro.

4. Dona y/o vende. Si aún quedó ropa en el montón de "no quiero pero está en buenas condiciones" dónala si te es posible a alguna institución o ve a las colonias mas pobres de tu ciudad y dáselas a alguna persona. Si necesitas el dinero puedes vender la ropa a algún bazar o venderla tu misma por algún grupo de facebook.

5. Haz tu wishlist. Navega por las tiendas online y/o pinterest buscando algunas prendas que creas que necesites para sacarle el provecho a la ropa con la que te quedaste. Tal vez un saco con estampado floral, una falda de tartán o tal vez prendas mas básicas como una t-shirt blanca o un pantalón negro. Lleva tu lista a todos lados (tal vez en el móvil) y cada vez que tu presupuesto te alcance o que de casualidad llegues a una tienda en rebajas compra algo de tu wishlist, o mejor aún proponte comprar una prenda cada mes (o lo que te permita el presupuesto).





También podría gustarte

0 comentarios

Archivo del Blog