Los 7 peores consejos/advertencias que he recibido sobre maternidad

11:26


Desde el momento en que se comienza a notar el embarazo o desde que lo anunciamos (lo que pase primero) es cuando los consejos comienzan a bombardearnos, desde ahí es responsabilidad nuestra tomarlos o dejarlos ir.
A mi me los consejos malos sobrepasaron los buenos, y aquí los comparto.

1. Duerme ahora todo lo que puedas, porque cuando nazca el bebé no podrás dormir.
Suena aterrador, yo entré en un estado de ansiedad constante desde que me dijeron eso, yo soy de las personas que le costaba trabajo tomar siestas, no importa cuán desvelada estuviera si ponía la cabeza en la almohada antes de mi hora de dormir por la noche mis ojos simplemente no se cerraban, ahora solo necesito no haber dormido 8 horas seguidas por la noche para poder pasar facilmente por una persona con narcolepsia (me quedo dormida donde sea y en la posición que sea, es aterrador). Pero este es un pésimo consejo, esas horas de sueño no las acumulas para cuando nazca el bebé, lo mejor es prepararte mentalmente para estar despertando constantemente por la noche para cuidar del bebé y del niño cuando crezca.

2. Mejor que te guste usar tennis porque será lo único que usarás.
No importa cuánto me esfuerce por usar tennis, simplemente no van con mi estilo, no terminan de gustarme, aún así siempre tengo un par que me fuerzo a usar de vez en cuando. No podría abandonar por nada del mundo mis balerinas y zapatillas, y aun con mi bebé en brazos puedo andar en zapatillas altas y hasta correr en ellas oh yeah baby, siempre lo he dicho la maternidad no está peleada con el estilo, por eso nació este blog.

3. No tendrás tiempo de peinarte ni maquillarte.
Me lo dijo una persona que efectivamente ni hace una ni otra, pero aunque ustedes no lo crean ahora tardo mas maquillándome que antes de ser mamá, antes no me hacía las cejas y ahora si, así que con eso ya le sumo de 5-10 minutos a mi rutina diaria (depende de mi pulso de ese día y de mi paciencia), y sobre mi peinado bueno, ahora gasto mas en mi cabello para que luzca siempre en su lugar con el menor esfuerzo porque realmente nunca me ha gustado dedicarle mucho tiempo a un peinado porque creo que mi cabello chino suelto es todo lo que necesito para verme bien.

4. Déjalo llorar, ya se dormirá/le sirve para ensanchar los pulmones
Si lo dejas llorando es probable que se duerme en algún punto, si, llorar es cansado, pero imagina el dolor con el que se va a quedar dormido, a mi me parece algo muy triste, y eso de ensanchar los pulmones... bueno, ni qué decir! Cada quién sabe como educa/trata a sus hijos pero no lo hagas por la razón equivocada, un bebé necesita a su mamá, a alguien que lo cuide y le de consuelo cuando llora.

5. Si lo llevas todo el tiempo en brazos, va a querer estar ahí por siempre.
El bebé busca seguridad y la única persona que se la proporciona eres tu como mamá porque te conoce, los primeros días de vida su vista no es muy buena pero te reconoce a ti por el olor, así que es probable que si llora y lo tomas en tus brazos el bebé va a calmarse, no porque esté acostumbrado a los brazos sino porque se siente seguro contigo, sabe que todo va a estar bien si está en ese lugar, pronto crecerá y querrá andar gateando y escalando por todos lados.

6. No lo llenas con tu leche, dale biberón.
Y es que no sabes lo costoso que es la leche y los biberones hasta que comienzas a pagarlos, son latas en presentaciones pequeñas (no como las que son para niños mas grandes que vienen en latas de 1 o 2kgs), yo compraba 2 latas de 800grs cada una por semana y eso eran como 500 pesos por semana, imaginen, mas biberones cada cierto tiempo porque se hacían feos, a veces te dejas llevar con este mito porque te sientes desesperada, pero no caigas en esto como yo lo hice, la lactancia requiere paciencia, si cada 30 minutos quiere comer el bebé debes darle porque la lactancia es así, a demanda.

7. Quítale el pañal/chupón/biberón, ya está grande.
El bebé/niño dejará lo que tenga que dejar en el momento en que así tenga que ser, no es necesario ponerle sal al biberón/chupón para que lo deje, ni obligar al niño a dejar los pañales, todo a su tiempo, si va a guardería tendrás un montón de apoyo para seguir las reglas del lugar (como que dejen el biberón antes del año...) pero sino va a guardería entonces deja que poco a poco se vayan dando las cosas y explícale por qué debe dejarlo. Consulta a su pediatra para saber el momento indicado para cada cosa según los comportamientos de tu hijo.


Que no las asusten con todas las habladurías, la maternidad es difícil pero no imposible. ¿Tienen otro mal consejo que les gustaría compartir? Escríbanme en los comentarios :) 

No olviden seguirme en facebook.

También podría gustarte

0 comentarios

Archivo del Blog