Potty trainign o de cómo mi hija dejó los pañales

11:52


potty training pañales ayuda experiencia maternidad

Comenzamos con un plan de acción que en teoría es infalible, después de haber leído tantos libros sobre potty training y de haber charlado con otras madres a través de foros online y claro, de haber leído tantos artículos de especialistas hablando sobre el tema y la manera mas efectiva de decirle bye bye a los pañales; si sobrevivimos el primer día sin llorar ya llevamos las de ganar, el segundo día hay que resistirse a la seductora idea de lanzarse sobre los pañales y envolver al niño con uno y el tercero nos tiramos rendidas en el sofá mientras vemos a nuestro pequeño retoño ver caricaturas frente a la TV mientras desayuna su cereal favorito y lo mejor de todo... está usando un pañal así que no hay peligro de que ensucie la alfombra.

Ese párrafo lo escribí en enero de este año (en serio, ha estado guardado en esta publicación pendiente desde entonces porque no perdí la esperanza de algún día retomarla). Por aquel entonces me rendí con esto del potty training, creí que mi hija no aprendería a ir al baño hasta que fuera al preescolar pero hoy, 9 meses después de una de muchas veces que tiré la toalla creo que por fin puedo decir que lo hemos logrado, ha sido algo maravilloso.

Debo decir que este tema ha estado rondándome (acosándome, de hecho) desde octubre de 2014 cuando Alejandra tenía año y medio de edad, los boletines de páginas de maternidad a los que estoy suscrita no dejaban de llegar con consejos, títulos de libros, productos y hasta foros donde podía desahogar mi frustración, todo relacionado al tema de dejar los pañales, leía todo lo que podía sobre el tema, y su cumpleaños número 2 llegó muy pronto, los dos años son la "edad ideal" para que deje los pañales, o eso dicen los pediatras, los niños que van a guarderías se ven obligados a esta edad ya estar dejando los pañales, yo simplemente no me lo imaginaba, no me sentía preparada hasta que a finales del 2015 alguien me hizo un comentario sobre esto, me dijo que cómo era posible que mi hija aún no dejara los pañales que en la guardería de su hijo desde antes de los 2 años ya les estaban enseñando, a mi me dio tanto coraje que criticara mi manera de hacer las cosas al fin y al cabo esa persona no me daba ni me da para comprar pañales que simplemente preferimos dejar la charla en paz pero al día siguiente pensé que tenía razón, era la hora de comenzar o nunca vería los frutos de un esfuerzo nulo, pero todo fue un desastre. Alejandra no parecía comprender para qué era el inodoro y dado que no tenía un gran vocabulario ella no podía expresarme su sentir ni yo a ella porque sentía que no me entendía.

Después de mucho intentar y no obtener grandes resultados, decidí dejarlo de nuevo, regresar a los pañales y así estuvimos hasta hace apenas tres semanas, que no recuerdo por qué decidí volver a intentarlo y desde el primer día en que dejé de ponerle pañales ella comenzó a avisarme cuando teníamos que correr al cuarto de baño, pasada la primer semana decidimos que era momento de salir a la calle a pasear y ver sino ocurrían accidentes, íbamos 100% preparados para ver un accidente y tener que hacer malabares y todo un show pero nada de eso, avisó justo a tiempo y llegamos a la conclusión de que por fin lo habíamos logrado.

Ya casi llevamos un mes sin pañales por el día (queremos perfeccionar esto para pasar a la situación nocturna) y aunque ha habido un par de accidentes no ha sido nada grave, estoy realmente contenta de ver a mi peque hacerse cada vez mas independiente y aunque ha sido una carrera difícil (tal vez la mas difícil por la que he tenido que pasar hasta ahora) ha sido muy educativa para ambas.

¿Cómo les va/les fue a ustedes en este tema?

También podría gustarte

0 comentarios

Archivo del Blog