Viernes reflexionero: La vida de pareja y los hijos

18:34

Uno de los errores que cometemos en nuestra vida de pareja es creer que cuando llegan los hijos la vida se acabó tal y como la conocemos, se acabaron las citas, el cortejo, las sorpresas, y todas esas cosas románticas que nos hacen unirnos mas y mas a nuestro compañero de vida, sin embargo cuando llegan los hijos la vida de pareja no acaba, en realidad apenas comienza.


No todas las parejas deciden tener hijos, pero en esta ocasión me refiero a las que si, a las que por un bebé se unen y a las que deciden pasar un tiempo a solas antes de decidir si quieren o no hijos y las que las cosas las hacen como la sociedad quiere, noviazgo->matrimonio->hijos. Y no digo que alguna esté mal. Lo que si me parece mal es que cuando una pareja espera a su primer hijo llueven los consejos de "aprovecha ahora esto y aquello porque cuando llegue el bebé no podrás disfrutarlo" ya sea dormir, ir a pasear, comer a gusto, llevar bolso pequeño... bueno, hasta de tu pareja. Este tipo de consejitos (y otros factores, claro) son los que llevan a muchos matrimonios al precipicio cuando llega el primogénito, porque creen que no disfrutaron tanto de ver películas hasta tarde, de la comida caliente, del silencio... etc.
Siempre lo he pensado, los hijos no son obligatorios en un matrimonio, al igual que un matrimonio no es obligatorio para tener hijos.

Ahora que tengo a mi propia familia debo decir que me siento mucho mas libre y mucho mas feliz, siempre he pensado que puedo hacer lo que quiera cuando quiera pero ahora mas, ahora puedo decir "quiero ir a tal restaurante" y mi esposo, que es un encanto, me lleva, y las niñas nos acompañan por supuesto, mis deseos, mis sueños y hasta mis caprichos los quiero vivir con ellas también, así hagan un desastre en el restaurante o tenga que estar corriendo detrás de ellas, eso es lo que debo disfrutar, en un futuro cuando sean mayores podremos disfrutar de una cena y una charla amena sin desastres pero ahora celebro que mis hijas sean niñas y hagan cosas de niñas, que jueguen, corran y se diviertan.

Mamás, la vida de pareja no se acaba cuando llegan los hijos, apenas comienza, ¿por qué lo digo? Es ahí donde, sin nunca antes te había visto tu pareja depilarte, con el cabello mojado, con los shorts rotos de hace años, las patunflas de colores chillones... te verá, verá también tu lado mas desorganizado, si siempre te estás quejando del baño mojado que deja tras su ducha, seguramente el también verá el desastre que dejas tras tu ducha, verá tus ojeras sin maquillar, tus uñas con el esmalte cayéndose, también se verá cara a cara con tu verdadero carácter y no porque lo estuvieras ocultando sino porque a veces la falta de sueño y de mimos nos hace sacar un humor fatal, es ahí donde realmente te darás cuenta si son el uno para el otro, y no digo que las parejas sin hijos no puedan nunca descubrir esto, claro que pueden, con el tiempo, pero dado que yo ya tengo hijos no creo que podría hablar mucho de eso, hablo desde mi experiencia.
A mi me gusta ser mamá, tiene sus ratos fastidiosos pero la mayor parte del tiempo es muy gratificante ver a tus pequeños retoños florecer y tu con ellos.
La vida es aquí, ahora, hay que disfrutarla con o sin hijos, no te pierdas esa película en el cine porque te da miedo que tu pequeño se vaya a aburrir a la mitad de película y comience un berrinche, no te pierdas esas vacaciones, ni esa salida express con los amigos.

Los hijos están ahí para enseñarte cosas, no solo tu a ellos, pero no por eso vas a dejar de disfrutar de la vida.

-------

Lee los demás Viernes Reflexioneros AQUÍ. ¡Buen fin de semana!



También podría gustarte

2 comentarios

Archivo del Blog